LA VIDA DE VINCENT VAN GOGH

LA VIDA DE VINCENT VAN GOGH

En marzo de 1853, nacía en una pequeña localidad holandesa uno de los pintores más famosos de la historia. Su nombre está irremediablemente ligado a la oreja que perdió, así como al merecido título de máximo exponente del postimpresionismo.

La vida de Vincent Van Gogh

Nacido de la unión entre un riguroso pastor protestante y su esposa, Vincent Van Gogh estuvo a punto de seguir la senda religiosa de su padre. Afortunadamente para el mundo del arte, optó por dedicarse a la pintura, aunque su genio solo fue plenamente reconocido tras su muerte.

A pesar de su temperamento vehemente y su carácter introvertido, Van Gogh se sintió cautivado por los pintores holandeses del siglo XVII, como Rembrandt, así como por los paisajistas franceses como Millet.

Uno de los momentos cruciales en su breve existencia fue su tiempo como misionero en una zona minera de Bélgica en 1879, una experiencia financiada por su hermano Theo, que le impulsó a buscar un nuevo rumbo en su vida.

Así, en 1880 se estableció en Bruselas y se matriculó en la Academia de Bellas Artes. Durante este período, creó algunos dibujos y bocetos que retrataban la vida rural y obrera, con tonalidades sombrías y un estilo profundamente realista.

Tras pasar por Etten, La Haya y Nuenen, Van Gogh llegó a Amberes en 1885, donde quedó fascinado por las obras de Rubens. Sin embargo, sus problemas financieros y personales persistieron, lo que le llevó a trasladarse a París en 1886 para vivir con su hermano Theo, quien continuaba solventando sus deudas.

En la capital francesa, Van Gogh se sumergió en el movimiento impresionista, fundado por Claude Monet, y se relacionó con otros artistas franceses en el bohemio barrio de Montmartre, como Paul Gauguin, Paul Cézanne y Paul Signac. Este último influyó en su decisión de centrarse definitivamente en el paisaje y el retrato, temas recurrentes en su obra. Al igual que muchos pintores de la época, también se sintió atraído por las estampas y el arte japonés, conocido como ukiyo-e.

 

Kachivache tienda online de bellas artes

 

Durante su estancia en Arles, al sur de Francia, en 1887, Vincent Van Gogh produjo una gran cantidad de autorretratos, paisajes y cuadros que celebraban la belleza de las flores, entre ellos su icónica obra "Los girasoles". También creó "El dormitorio del artista en Arles" durante este período.

Un año después, en 1888, Paul Gauguin se unió a él en esta pequeña localidad francesa. Sin embargo, debido a sus personalidades intensas, la amistad se volvió cada vez más tensa.

Se dice que en un estallido de ira, Van Gogh atacó a Gauguin con una navaja de afeitar. Posteriormente, sintiéndose culpable, se cortó la oreja en un intento de expiación. Gauguin, lejos de aceptar este gesto, lo calificó de loco y peligroso, negándose a seguir viviendo con él.

Otras versiones de "el incidente de la oreja de Van Gogh" sugieren que, en realidad, fue Gauguin quien mutiló al holandés, y que Van Gogh se autoinculpó para proteger a su amigo de posibles repercusiones legales.

Después de la partida de Gauguin, su hermano Theo convenció a Van Gogh para que ingresara en un hospital psiquiátrico. Fue admitido en el sanatorio mental de Saint-Rémy-de-Provence, cerca de Arles, donde permaneció durante 12 meses.

Entre 1889 y 1890, las crisis alucinatorias de Van Gogh empeoraron debido al alcoholismo, la sífilis, los hábitos alimentarios deficientes y su conflicto con Gauguin, exacerbando su depresión.

A finales de julio de 1890, se disparó en el pecho con un revólver mientras paseaba. Sin embargo, algunos estudiosos sugieren que podría no haber sido un acto suicida, ya que resulta improbable que un suicida se dispare en el abdomen.

Independientemente de la naturaleza de su muerte, Van Gogh regresó a la pensión donde residía y falleció dos días después, a la edad de 37 años, en los brazos de su hermano Theo, a quien consideraba su único amigo verdadero.

Estilo Artístico de Vincent Van Gogh Aunque comenzó con obras de estilo realista, la técnica de Van Gogh evolucionó hacia el postimpresionismo, convirtiéndose en uno de sus máximos exponentes.

Su estilo influenció profundamente a las vanguardias artísticas posteriores, como el arte abstracto, el fauvismo y el expresionismo alemán. Sus características distintivas incluyen:

  • Uso de colores vibrantes y complementarios, con una intensidad emocional notable, destacando el amarillo como uno de sus favoritos.
  • Utilización del puntillismo, mediante la aplicación de pequeños puntos de pintura.
  • Pinceladas gruesas, largas e inclinadas.
  • Preferencia por el retrato, los paisajes y las escenas de la vida cotidiana.

 

Cuadros Más Famosos de Van Gogh

A pesar de su corta vida y su limitada fama en vida, Van Gogh dejó un legado artístico considerable, con alrededor de 900 pinturas y más de 1600 dibujos. Solo logró vender una obra durante su vida, pero su genio fue reconocido después de su muerte.

Algunas de sus obras más célebres incluyen:

 

kachivache tienda online de bellas artes

 

kachivache tienda online de bellas artes

 

kachivache tienda online de bellas artes

 

La noche estrellada

 

kachivache tienda online de bellas artes

 

Sin duda, una de las obras no solo más conocidas de Van Gogh, sino uno de los cuadros más famosos de la historia del arte Occidental. Dibujó este óleo en 1889, en el sanatorio de Saint-Rémy-de-Provence, algunos meses antes de su suicidio. Representa, en su particular visión y estilo, la escena que el pintor tenía desde la ventana de su habitación.

Vincent Van Gogh tuvo una trágica vida

Cuando nos sumergimos en las pinturas de Van Gogh, como "La noche estrellada" o "Los girasoles", es tentador imaginarlo como un hombre vibrante y lleno de alegría. Sin embargo, la realidad es más sombría. Su vida estuvo marcada por la frustración, la depresión y un destello de desequilibrio mental.

Vincent nació en los Países Bajos, hijo de un ministro protestante. Desde temprana edad, fue enviado a un internado, lejos del calor del hogar. Detalles de su infancia son escasos, pero en su edad adulta, la describió como "triste, fría y desolada".

A los 15 años, abandonó la escuela debido a la falta de recursos económicos y se sumergió en el mundo laboral, trabajando junto a su tío, un comerciante de arte. Fue aquí donde germinó su amor por la creación artística.

Durante este tiempo, también se enamoró profundamente de una joven, aunque su amor fue rechazado, ya que ella estaba comprometida con otro. Con el corazón destrozado, Vincent buscó refugio en París, donde su pasión por el arte continuó floreciendo. Sin embargo, su corazón seguía herido, y para desahogarse, comenzó a escribir cartas a su hermano Theo, quien fue su único apoyo incondicional en su camino artístico.

Más tarde, Vincent encontró consuelo en la religión. Siguiendo los pasos de su padre, se embarcó en una carrera como asistente de un pastor metodista, y eventualmente se convirtió en predicador.

 

Vincent Van Gogh

 

Con ella, Vincent buscó edificar un hogar, pero eventualmente esta mujer optó por dejarlo para seguir en la profesión de la prostitución.

En ese punto, Van Gogh ya estaba inmerso en una profunda depresión. Su estado emocional volátil lo llevó a adquirir hábitos perjudiciales y a adoptar una dieta desmedrada.

Su sufrimiento encontró algo de alivio cuando visitó a su hermano Theo en París, quien lo introdujo a destacados pintores impresionistas. Estos artistas ejercieron una profunda influencia en la carrera de Van Gogh, enseñándole el uso de colores vibrantes.

Con el tiempo, Vincent concibió la idea de establecer un centro artístico donde varios creadores pudieran interactuar y trabajar juntos, con las obras resultantes siendo vendidas por Theo.

La propuesta encontró el apoyo de Theo, quien decidió financiar a Van Gogh. Este alquiló un modesto estudio de arte, más tarde conocido como "La Casa Amarilla".

Este nuevo proyecto prometía ser una respuesta a su soledad. Lleno de entusiasmo, Vincent invitó a diversos artistas contemporáneos a compartir el espacio y a enriquecerse mutuamente.

Sin embargo, para su desilusión, la única respuesta positiva fue la de Paul Gauguin.

 

autoretrato Van Gogh

 

Sin embargo, en lugar de conmoverse, Gauguin se convenció aún más de que Van Gogh estaba desequilibrado mentalmente y decidió abandonar la famosa Casa Amarilla. Partió hacia una remota isla en el Pacífico, y los dos artistas nunca volvieron a cruzarse.

Este episodio llevó a Van Gogh a reflexionar profundamente, reconociendo que su comportamiento no era normal. Decidió internarse en un sanatorio para enfermedades mentales, buscando el apoyo que tanto necesitaba.

Durante cerca de un año en el sanatorio, produjo alrededor de 150 pinturas, incluyendo la icónica "Noche estrellada". Mientras tanto, su hermano Theo logró que sus obras fueran exhibidas en Bélgica, donde se vendió por primera vez una pintura de Van Gogh. Trágicamente, esta sería la única venta en vida del artista.

Al salir del sanatorio, optó por mudarse a un tranquilo pueblo rural cerca de París para continuar con su arte. Allí entabló amistad con un médico que lo cuidaba, y todo parecía mejorar.

Sin embargo, un día regresó a su alojamiento con una herida de bala en el pecho.

Las circunstancias de esta herida son inciertas. Algunos sugieren un intento de suicidio, motivado por el deseo de no ser una carga para su hermano, mientras que otros creen que fue el resultado de una broma cruel de unos adolescentes que solían burlarse de él. Se especula que Van Gogh nunca reveló la verdad para proteger a los jóvenes.

Lo único cierto es que murió unos días después en su habitación, sin fama ni fortuna, habiendo vendido solo una pintura en toda su vida.

Años más tarde, la familia de Theo se encargó de compartir las obras y cartas de Van Gogh, contribuyendo así a su reconocimiento póstumo como uno de los grandes maestros.

Es triste que Van Gogh nunca llegara a ver este reconocimiento. Detrás de sus vibrantes y llamativos colores, se ocultaba un hombre atormentado pero profundamente compasivo hacia los demás.kachivache tienda online de bellas artes

 

 

 

 

 

 

 

Regresar al blog

Deja un comentario